Ama tus riñones

Muestrales amor a tus riñones 

Cuando amas a alguien, quieres que esté seguro y feliz; y lo mismo debe ocurrir con tus riñones. Cuando amas a tus sus riñones, estás tomando medidas para asegurarte de que están protegidos y están bien. Los riñones son tan importantes como cualquier otro órgano vital y si dejan de funcionar, tú también lo harás.

Algunas maneras de mostrarles amor son:

 Aprende sobre ellos: Los riñones realizan una cantidad sorprendente de trabajos complejos, como eliminar desechos y líquidos de la sangre, regular la presión sanguínea, ayudar a producir glóbulos rojos y controlar hormonas y minerales vitales.

 Cuídate: La mejor manera de amar tus riñones es amarte a ti mismo. El estilo de vida y las elecciones dietéticas tienen un gran impacto en la salud renal. Míralo de esta manera: si tienes sobrepeso, estás demasiado estresado, no haces ejercicio, comes alimentos incorrectos y no te sometes a exámenes médicos regulares, no estás siendo bueno contigo mismo.

Unos cambios simples pueden llevarte a una vida más feliz y más saludable.

Algunos consejos para comenzar son:

 Evita los alimentos con alto contenido de sodio y los alimentos con alto contenido de grasas saturadas.

 Bebe muchos líquidos porque la deshidratación puede dañar seriamente su riñón. Esto también reduce el riesgo de cálculos renales. (si ya tienes una falla renal o estás en diálisis es distinto)

 No fumes ni consumas demasiado alcohol.

 Evita los analgésicos de venta libre que pueden dañar los riñones. No te automediques.

 El ejercicio es una gran manera de combatir la enfermedad renal. Incluso el ejercicio simple, como caminar.

 Encuentra formas de lidiar con el estrés en tu vida. Esto puede ayudar a disminuir tu presión arterial, mejorar la capacidad de tu cuerpo para sanar y tener un gran impacto en la salud de sus riñones.

Cuando se trata de la enfermedad renal, un poquito de atención y prevención puede marcar toda la diferencia.

¡Ama tus riñones!

Por |2018-07-27T01:59:59+00:0015/05/2018|Estilo de vida, Prevención|Sin comentarios

Deje su comentario