¿La lectura de tu creatinina y urea en tu smartphone?

No es ciencia ficción, para 2020 ya será posible, por lo menos en Argentina hay un equipo trabajando en un dispositivo de monitoreo portátil que medirá estos niveles y solo se necesitará una gota de sangre para ello.

Paula Odell Resp. de Comunicación de NEF

Por Paula Odell

En noviembre de este año, Renal-point fue uno de los proyectos finalistas en el premio que da el Instituto Balseiro a los Planes de Negocio de Base Tecnológica, dado que estaba enfocado al tema renal, fuimos a conocerlos para ver cómo su creación puede ayudar a los pacientes en las diferentes etapas de la enfermedad renal.

Renal-point es un proyecto que consiste en el desarrollo y fabricación de dispositivos de diagnóstico portátil y bajo costo que permita medir indicadores clave de la enfermedad renal con tan solo una gota de sangre. Los sensores utilizan una tecnología de última generación llamada transistores de grafeno de altísima sensibilidad y que no requiere de marcadores químicos ni soluciones reactivas. Las ventajas de renal-point son que el dispositivo le permitirá al paciente medir los marcadores más importantes de su estado renal desde su hogar y podrá compartirlos con su médico en pocos minutos mediante una aplicación de su Smartphone.

–¿Hay alguna historia de vida atrás que los haya hecho conscientes de la necesidad de este monitoreo? ¿Qué motivaciones personales los llevaron a desarrollar un proyecto como ese?

El proyecto renal-point nace a principios del 2018, a partir de la vinculación interdisciplinaria entre investigadores que trabajan en el grupo de investigación Laboratorio de Materia Blanda (INIFTA, UNLP-CONICET) que cuentan con un sólido conocimiento en el área de bioelectrónica, un grupo de ingenieros dedicados al desarrollo de equipamiento médico que trabajan en la empresa Exxer y un grupo de médicos especialistas en el tratamiento de pacientes con problemas renales. El grupo de médicos planteó la necesidad de contar con herramientas para personalizar y optimizar el tratamiento de sus pacientes, siendo que todavía hay mucho para hacer en cuento al mejoramiento de la calidad de vida de los mismos. Con respecto a los médicos que participan en renal-point, muchas son las historias de vida que dieron lugar a su involucramiento en el proyecto. En lo personal, hace ya varios años que mi padre tiene problemas renales y debió realizarse varias intervenciones para intentar recuperar la función renal de uno de sus riñones. Desde ese entonces es que sigo más de cerca y con mayor interés la problemática de la insuficiencia renal.

–¿En qué fase está el desarrollo del dispositivo? ¿Cuánto tiempo calculan en estar ya en el mercado?

El grupo de químicos y bioquímicos del proyecto cuenta con un prototipo avanzado del sensor, el cual ha sido evaluado para la cuantificación de urea en muestras preparadas en el laboratorio. En estas condiciones, el prototipo mostró alta sensibilidad, estabilidad y un buena performance. Actualmente nos encontramos realizando los trabajos de extender la tecnología de renal-point para la medición de creatinina en sangre. Además, estamos desarrollando el circuito electrónico de medición y la App para el Smartphone. Esta última ya cuenta con su diseño terminado.

Según lo proyectado en nuestro plan de negocios, a fines del 2019 lanzaremos un lote piloto de renal-point con el fin de realizar las pruebas clínicas necesarias para la aprobación del mismo y esperamos hacia fines del 2020 lanzar el dispositivo al mercado. La posibilidad de cumplir las metas de nuestro plan de trabajo en tiempo y forma dependerá de contar con el financiamiento planificado. Si bien durante el 2018 hemos sido premiados en dos concurso muy importantes a nivel nacional, los concursos INNOVAR e IB50k, todavía nos encontramos en la búsqueda de financiamiento e inversores para poder completar la inversión inicial que necesitamos.

–¿Cómo sería un día en un paciente que utilizara esta forma de detención?

Pacientes con insuficiencia renal crónica en condición pre-dialítica: estos pacientes podrán medirse los valores de creatinina en sangre y otros indicadores renales en la comodidad de su hogar y con mayor frecuencia que las prácticas actuales. Renal-point permitiría realizar estas mediciones de forma periódica, lo cual, en conjunto con el asesoramiento de nefrólogos y nutricionistas, podría ser empleado para monitorear y adaptar la dieta del paciente de forma de retardar por varios años (entre 5 a 10 años) la entrada del mismo al tratamiento de diálisis.

Pacientes en hemodiálisis: estos pacientes podrán monitorear su nivel de urea en sangre entre sesiones de diálisis en la comodidad de su hogar. En el caso de tener valores de urea mayores a los niveles recomendados, el paciente le podrá consultar a su nefrólogo la posibilidad de contar con una sesión extra de diálisis de forma urgente.

Pacientes en diálisis peritoneal: su día comenzaría con una medición rápida de los valores de urea previo a la sesión de diálisis. Dicho resultado quedaría guardado en el historial de mediciones del Smartphone del paciente, y en la nube. Al finalizar la sesión, se realizaría una nueva medición, cuyo resultado se compararía rápidamente mediante un algoritmo propio del software asociado al dispositivo, lo cual arrojará un resultado del clearance de urea durante la sesión, lo que permite obtener una medida indirecta de la eficacia de la sesión y posibilitaría confirmar y/o corregir futuras sesiones.

–¿Por qué es importante medir la urea y la creatinina?

Para pacientes pre-dialíticos, la determinación de creatinina en sangre en conjunto con la albuminuria (albumina en orina) son los indicadores más importantes que permiten evaluar el estado de la función renal y el avance de la enfermedad. Puntualmente, el dosaje de creatinina se utiliza para calcular un valor llamado GFR (Tasa de Filtrado Glomerular Estimada). El valor de GFR, o mejor dicho, su descenso, permite estadificar a los pacientes renales de acuerdo a la capacidad funcional renal estimada.

Para pacientes en diálisis, quienes poseen una GFR menor al 15%, la determinación de los niveles de urea y potasio en sangre entre sesiones de diálisis, resulta de suma importancia para que el médico pueda tomar decisiones, como aumentar la frecuencia de diálisis, su duración y/o pueda realizar la prescripción de fármacos para prevenir eventos de riesgo cardiovascular.

–¿De qué forma se anuncian los resultados?

Los resultados serán visualizados en la app del Smartphone y la misma guardará las medidas realizadas de forma de poder ver el progreso del estado renal del paciente. La app contará con la posibilidad de enviar instantáneamente los resultados al médico especialista del paciente.

–¿Viene con una agujita como cuando se toma la medición de glucosa?

Sí. Renal-point contará con una agujita para la extracción de la gota de sangre, similar a la agujita que viene con los glucómetros para los diabéticos.

Por |2018-12-11T13:10:49+00:0011/12/2018|Diagnóstico, Tecnología|Sin comentarios

Deje su comentario